miércoles, 30 de abril de 2014

Baglietto y Garré tienen HUEVO






El sábado pasado, 26 de abril, tuvo lugar la segunda de las tres presentaciones que Juan Carlos Baglietto y a su antigua partenaire, Sirillvina Garré, hicieron en el teatro Opera. Un puñado de canciones que fueron éxito y marcaron su historia de duo, adornadas por la interpretación de temas de sus etapas solistas. Sus voces, por cierto, mejoradas, maduras, tal vez algo forzadas, por momentos.
"Esto reunión es para celebrar nuestro presente, no para recordar nuestro pasado" fue una de las pocas frases que le regaló el rosarino a su público, subrayando la vigencia que todavía tienen.
Silvina, por su lado, expresó emocionada..."hace 25 años que espero este momento...." y agradeció a su compañero de escenarios la oportunidad de estar ahi.

Sus fans asistieron, más que a escuchar lo nuevo, a recuperar lo que perdieron hace 25 años. Con ganas de volver a reconocer los acordes de "Era en Abril" o de gritar los coros de "La vida es una moneda", agradecieron la reunión, aplaudieron el buen sonido -a cargo nada menos que del talentoso Lito Vitale- y celebraron poder acompañar el buen momento de estos dos profesionales rosarinos. Algunos de los temas que también se escucharon fueron: "la historia de mate cocido", "Me asomo", "En blanco y Negro", "Se fuerza la maquina", "El Témpano", "Tratando de crecer", "que son esas palabras" y otras. El cierre después de 4 bises, fue con la repetición de Era en Abril y Me asomo, las dos con las que abrieron el show.

La iluminación -a cargo de Hernán Interlandi- impecable, variada y coordinada, acompañó los ritmos y los momentos culminantes de cada estrofa. El escenario, plagado de instrumentos, sin estridencias, sirvió de base para el lucimiento de los excelentes músicos que acompañaban al duo. Bajo la dirección musical de Guido Martinez, quien también interpretaba el bajo y el contrabajo, ofecieron su arte: el guitarrista Mariano Delgado, el tecladista y acordoneonista Adrián Charras, en vientos; Victor Carrión, en percusión; Diego Alejandro y en batería Julián Baglietto.

Juan Carlos y Julián, compartieron un momento intimo sobre el escenario al interpretar juntos "Una Vuelta Mas" de Ruben Goldín. El padre, con su guitarra y el hijo, con una flauta melódica, mostraron con armonía y cuidado extremo, un homenaje a la ciudad, a lo que ellos sienten por ella y, también, a lo que son gracias a ella (padre de Rosario, hijo de Buenos Aires), un reconocimiento obligado a su melancolía y su rutina de tango. Julián como musico novato, tuvo la delicadeza de regalarle su humildad y su talento a la audiencia presente y a su papá, de quien heredó la pinta, el pelo y la voz- y seguramente aprendió casi todo. 

Julian Baglietto, a su vez, es un músico de 23 años, independiente, que ha formado "HUEVO" un grupo con identidad propia, integrado con hijos de.....pero que viene buscando su camino....

No sabemos si esta reunión entre Baglietto y Garré se volverá a producir, una vez cumplidas las presentaciones promocionadas en Rosario y Córdoba. Sí sabemos que sus seguidores les siguen siendo fieles y continúan vibrando en la nostalgia de aquellos momentos que se quedaron en el tiempo. También sabemos que para los nuevos tiempos tenemos HUEVO.
BRAVO

https://www.youtube.com/watch?v=tn77_VAmKNM

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario